Skip to content

Preferenciasdeaprendizaje's Blog

Just another WordPress.com weblog

En la educación tradicional el rol principal lo asume, explícita o tácitamente, el docente. Es quien da, transmite, todos los conocimientos al estudiante (o casi todos, “que no es lo mismo, pero es igual”). Esta forma de hacer en el proceso de enseñanza aprendizaje presupone (nuevamente explícita o implícitamente) que los estudiantes son iguales o lo suficientemente parecidos para transmitirles los mismos conocimientos y habilidades en una forma aproximadamente igual.

A pesar del protagonismo del docente, incluso en el más rígido sistema de enseñanza, el estudiante inevitablemente debe tener algún tipo actuación independiente, activa, aunque sea en los momentos en que memoriza lo que recibió del docente. En esos momentos puede y debe tomar decisiones sobre lo que está realizando, en la forma, cuando y con qué lo realiza.

Fue el desarrollo socio económico y científico técnico el que puso en crisis, al menos en el plano teórico, a la enseñanza tradicional. Por una parte, necesitó que grandes masas de la población, antes dedicadas a trabajos poco calificados, sin necesidad de formación, se calificaron, adquirieron parte de los nuevos y constantemente cambiantes resultados de la Revolución Científico-Técnica; por otra, esta formación debe mantenerse casi permanentemente, acorde con la rapidez que cambian la Ciencia, la Técnica y su reflejo en la Tecnología.

Tal situación cambió, primeramente la posibilidad de seguir considerando homogénea a la masa estudiantil porque en su composición entraron a formar parte, de manera significativa, diferentes capas de la población que antes tenían poca presencia y en segundo lugar se complicaba la tarea de los docentes, que deben renovar sus conocimientos y habilidades para mantenerse en su rol protagónico de transmisores “omnisapientes” de todo lo que necesitarán sus educandos.

A este panorama se unen los resultados, cada vez más aceptados en el plano teórico  práctico, de las tendencias psicológicas y psicopedagógicas que consideran que en el aprendizaje la actividad del estudiante es básica; la del docente, auxiliar, de guía esencialmente.

Se está en presencia del proceso de aprendizaje que cambia de controlado, decidido en su mayor parte por el docente, que es activo, protagónico y el estudiante pasivo, al proceso donde el estudiante es más activo, él se convierte en el protagonista; el docente ocupa ahora una posición menos relevante, más de guía, organizador, facilitador (continuará…).

Anuncios

Etiquetas: ,

A %d blogueros les gusta esto: